Si has leído nuestro artículo sobre ¿Cuál es el precio del gramo de oro hoy? sabrás que el precio del oro depende de varios factores como la oferta y la demanda en la bolsa, la depreciación de la moneda o su calidad, pureza y cantidad.  El precio del oro se fija en dólares diariamente en el mercado London Bullion Market de Londres. Haz clic en el siguiente enlace si quieres conocer el precio del gramo de oro actualizado según su pureza.

Respecto al gramo de oro blanco, se hace prácticamente imposible fijar un precio exacto ya que este tipo de oro está formado por una combinación de metales como la plata, el cobre o el zinc cuyas proporciones varían dependiendo de la pieza.

Sin embargo, sí se pueden realizar estimaciones si conocemos los metales que forman parte de la aleación, sus cantidades y los precios por separado de cada uno de ellos. En el caso del oro blanco, la referencia principal es el oro amarillo ya que lo compone en aproximadamente un 75%. El 25% restante suele ser Paladio, que le aporta su color blanco característico.

¿Cómo se elabora el oro blanco?

Como acabamos de mencionar, el oro blanco está compuesto por varios metales cuya proporción varía entre piezas. No obstante, para poder venderse como oro blanco es necesario que al menos un 38% de la aleación cuente con oro fino. Originalmente, el oro blanco pretendía imitar al Platino ya que su coste es mucho menor y es más fácil de trabajar, es menos duro y más maleable. Como curiosidad, el níquel dejó de utilizarse en la aleación puesto que mucha gente sufría alergias e irritaciones en la piel.

La única diferencia entre el oro amarillo y el oro blanco es básicamente su proceso de elaboración. En algunas ocasiones los joyeros finalizan la pieza bañándola en rodio.

¿Cómo podemos identificar el oro blanco?

A simple vista, diferenciar el oro blanco y su pureza no es una tarea sencilla por lo que recomendamos que acudas a un experto para que te lo certifique. En Compro Oro tasamos tus joyas además de ofrecerte la posibilidad de venderlas online con opción de recogida a domicilio si no puedes desplazarte.

Una de las formas más fáciles para saber la calidad del gramo de oro blanco es fijándonos en el sello de la pieza que muestra un número seguido de las letras K o KT. Estas cifras definen su grado de pureza. Podemos encontrarnos las siguientes marcas de kilates:

  • 10 kilates (10K)
  • 14 kilates (14K)
  • 18 kilates (18K). En este caso, el 75% de la composición es oro puro.
  • 22 kilates (22K).

No existe oro blanco de 24 kilates (24K) ya que es una combinación de metales. Por tanto, esta pureza se correspondería al oro amarillo.

Si la joya no está marcada de este modo sino que sólo encontramos una cifra como 417 esto quiere decir que el 41,7% es oro puro (10 kilates). Si vemos un 750, será el 75% (18 kilates), 583 o 585, tendrá un 58,5% de oro puro (14 kilates) y 916 o 917 el 91,7% (22 kilates). No será oro blanco si vemos las letras PLAT, PT o Platinum ni Plata esterlina.

Una prueba para asegurarnos de la pureza del gramo de oro blanco consiste en utilizar un kit con botellas de ácido nítrico. Para ello se rayarán las piezas en una losa para que se quede marcada con el oro. En esa marca se verterá el contenido de la botella asociada al menor número de kilates. Si se disuelve, la pureza será inferior. Si cambia de color ligeramente, conciden los kilates y, si permanece sin cambios, la pureza es superior.

Dicho lo cual, lo más recomendable es acudir a un tasador profesional que verifique tus joyas y les ponga precio basándose en la cotización actual del mercado del oro.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • 83 − = 82