10 Ene 2023
enero 10, 2023

¿Cómo fundir plata?

¿Te apasionan las joyas? ¿Alguna vez has pensado en cómo se ha hecho tu anillo favorito? ¿Sabes si se trabaja igual con todos los metales?

A la hora de crear y fabricar joyas hay que tener en cuenta varios factores como la maleabilidad del metal empleado, su dureza, el punto de fusión y la conservación del brillo al finalizar el proceso de fundición.  La predilección del maestro joyero por un metal u otro dependerá, por tanto, de estas características. En la actualidad, los dos metales más utilizados en la fabricación de joyas son el oro y la plata. Símbolos de la riqueza, es muy común encontrar anillos, pulseras o collares hechos con estos materiales. 

Con el siguiente artículo conocerás todos los detalles sobre la creación de joyas de plata, en qué consiste el proceso de fundición y cómo trabajar este metal para conseguir piezas únicas y valiosas.

Puntos de fusión de la plata

Dependiendo del tipo de metal con el que vayamos a fabricar nuestra pieza el proceso de fundición se llevará a cabo de una forma u otra.

Fundir metales es una especialización muy importante en el sector de la joyería ya que requiere de una gran habilidad para conseguir mantener las propiedades del metal sin perder ni su belleza ni su resistencia. Para ello, los expertos joyeros aplican las técnicas adecuadas teniendo en cuenta los siguientes elementos:

  • Tipo de metal que se va a fundir.
  • Pureza.
  • Punto de fusión del metal.
  • Instrumentos que se van a utilizar en la fundición.
  • Medidas de seguridad adaptadas al metal.

Podemos diferenciar 3 puntos de fusión de la plata:

  • Plata de ley/esterlina/925: 890ºC
  • Plata Britannia: 940ºC
  • Plata fina/999: 961ºC

No son valores fijos ya que pueden variar dependiendo de las impurezas del material o la humedad del ambiente.

¿Cómo trabajar la plata?

Las técnicas de fundición de la plata serán distintas según el tamaño del taller o de la propia pieza. Algunas de las herramientas más utilizadas en este proceso son:

  • Soplete u horno. Dependerá del tipo de fundición.
  • Tenazas.
  • Crisol de fundición.
  • Molde.
  • Varillas de grafito.

El tiempo empleado también dependerá de la cantidad que haya que fundir así como de la capacidad del horno y del soplete.

En muchas ocasiones no hay una fusión completa de las láminas de plata sino que se van soldando entre sí piezas de menor tamaño. Por ello, se recomienda tener conocimientos previos sobre el calentamiento de la plata al realizar la soldadura. A continuación vamos a nombrar algunos conceptos técnicos de esta fase:

  • Mancha de fuego.

Cuando la plata se calienta y el contenido de cobre se oxida se produce una especie de mancha tenue en la superficie. Para eliminarla sólo hay que pulir la pieza.

  • Recalentamiento.

Esta técnica se utiliza para ablandar el metal y hacerlo más maleable con el objetivo de que sea mucho más fácil trabajar con él.

  • Soldadura.

Con la ayuda de un soplete y un fundente se unirán dos piezas de plata. Con este proceso se reducen las posibilidades de dañar el metal.

  • Soldadura de plata de ley.

Este tipo de soldadura es específica para la plata de ley y cuenta con cuatro clases distintas dependiendo de la temperatura de fusión: dura, media, fácil y extra fácil.

  • Enfriamiento.

Al contrario que en el paso anterior, el enfriamiento busca reducir la temperatura de la pieza una vez se ha finalizado la soldadura. Una opción es sumergirla en agua fría.

Ahora que ya sabes un poco más sobre el proceso de fundición de la plata es hora de ponerse manos a la obra para crear tus propias joyas e, incluso, venderlas en espacios de confianza como Compro Oro donde nuestros asesores te acompañarán en todo el proceso para que no tengas que preocuparte de nada. Contáctanos ahora y te ayudaremos a resolver tus dudas. ¡Sin compromiso!

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • + 8 = 18